Un virus informático reveló una posible conducta del cura Juan Diego

¿Miraba pornografía transexual? La historia del pueblo volvió a salir a la luz. El técnico que descubrió el secreto, habló con medios provinciales.
Lo que hasta ahora sólo había sido un fuerte rumor del pueblo de Lucas González, volvió a cobrar fuerza en el marco de la causa que investiga supuestos hechos de corrupción y abusos de menores por parte del cura Juan Diego Escobar Gaviria. El dato no sería menor, ya que los fiscales lo sumaron a la investigación con la voz del propio testigo que reveló el secreto.

Un conocido técnico reparador de PC y dirigente político de la localidad habría recibido un día en su casa la visita del sacerdote Juan Diego, hace unos 10 años, cuando apenas había desembarcado en la parroquia. El cura habría tenido fallas en su máquina y por eso quería repararla. Sin embargo, al analizar el aparato, el profesional habría descubierto material proveniente de páginas pornográficas. Esto le habría vulnerado su sistema e infectado con virus.

La información fue ratificada a 9 Ahora por el propio técnico. “Cuando empiezo a limpiar los registros y los archivos temporales, que es lo que se hace en esos casos, me encuentro con esto. Era porno transexual“, reveló el profesional a este Portal.

En su relato, el técnico señaló que Juan Diego se habría hecho el distraído desde un principio. “Después yo le comento que trate de evitar ingresar con la máquina a esas páginas. Y me comenta: ‘Deben ser los chicos que van a la parroquia y pueden haber entrado’. Como si no sabía”, expresó.

“Evidentemente los virus de esos tiempos eran muy fuertes”, rememoró el profesional, quien además detalló cómo llegaba internet a esas localidades hace una década. “En ese tiempo era una conexión que se hace a través de las antenas con Nogoyá. El primer cura que tuvo internet era el cura anterior a Juan Diego“, afirmó, y destacó que fue él quien realizó los trabajos en la parroquia. Luego, dijo era fuente de consulta permanente por parte de los pocos vecinos que tenían acceso.

RUMOR Y AMENAZAS

A partir de esta situación, el rumor habría comenzado a expandirse por todo el pueblo y, según los propios vecinos, se generó un conflicto que es de público conocimiento y que hasta ahora mantiene divididos a los ciudadanos. En ese entonces, mayormente estaban quienes no creían y ratificaban los dichos de Juan Diego, que habría dicho en más de una oportunidad que fue difamado.

“Era una persona que me llamó la atención por la tonada. Cuando me deja la máquina me entero que era el cura nuevo que hacía poco había llegado”, recordó la fuente consultada por este Portal de lo que fueron aquellos tiempos. “Inclusive tuvimos problemas porque cuando él se sintió molesto, llamó a mi familia, la amenazó, que esas cosas no se tenían que conocer y estaban dentro de la privacidad. Eso nos puso en una situación muy complicada”, contó.

Lo narra como si fuese ayer. El episodio que relató el profesional quedó guardado en su memoria y la de su familia. Sin embargo, asegura que a pesar de que el cura lo habría negado, dudaba si detrás de esas páginas no habría algo más. “Esto es una cosa que desde esos tiempos hasta ahora tenía la duda, de que algo estaba pasando“, manifestó.

El testimonio del vecino, técnico y dirigente político radical de Lucas González fue sumado a la causa por los fiscales Federico Uriburu y Rodrigo Molina. Aunque no podría interpretarse en sí mismo como un delito, en principio el dato es parte del contexto y perfil del sacerdote. De todos modos, la Justicia debe investigar si junto al cura participaban menores de edad. Esa sería otra historia y podría complicarlo aún más.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *